9/5/16

UNA NUEVA CARTOGRAFIA GLOBAL


José Rafael Revenga                                                                                             Mayo 15, 2016
  • “Las conexiones de infraestructura y económicas se sobreponen a las coordinadas geopolíticas tradicionales como los instrumentos primarios para navegar en el mundo”
  • “En un mundo hiper-conectado el pasado no es prologo del futuro” 
Vemos al mundo no como es sino como nos lo representamos según nuestros mapas mentales que tienden a convertirse en ideas fijas, congeladas por el hábito y por mantenernos ubicados en nuestra zona de confort o querencias personales.

De allí la dificultad de iniciar un proceso de alteración y sustitución de las ideas centrales, las palabras claves y las ramificaciones de los mapas con que observamos y pensamos acerca del mundo. Se trata nada menos de esbozar una nueva cartografía para no tropezarnos con una América convencidos que hemos desembarcado en “las Indias” como le ocurrió al Almirante de la Mar Océano.

Es cuestión de no quedar atrapados en ninguna “visión del mundo” ya que de ser así ella condicionaría todas nuestras acciones y empequeñecería nuestras metas.

Dichas visiones son una combinación de valores, emociones, conocimientos y postulados que configuran un sistema de creencias basicas. En la práctica podemos describirlas como resultantes del enfoque con que procesamos nuestra circunstancia inmediata y aquella futura que consideramos deseable.

El riesgo que corremos es auto-limitar nuestras percepciones con unas gríngolas inamovibles que estrechan nuestro campo ocular frontal. Varios pensadores alemanes acuñaron el término de Weltanschauung (“vista sobre el mundo) en el siglo XIX cual ha hecho fortuna tanto en ingles como en español hasta nuestros días pues denota un mayor grado de encapsulación y cerramiento que una simple perspectiva visual.

Un nuevo mapamundi nos obliga a repensar

Ahora un pensador estratégico global, Parag Khanna, nos sorprende con un libro que se propone borrar por obsoleto, una vez por todas, el mapamundi geopolítico al cual hemos estado acostumbrado con sus fronteras nacionales y su pluralidad de colores que identifican los casi 200 países.

La obra se titula “Conectografia: Mapeando el Futuro de la Civilización Global” (Connectography: Mapping the Future of Global Civilization)

Su tesis central es:
“Estamos acelerando para entrar en un futuro que está configurado cada vez menos por naciones y mas por conectividad. La humanidad tiene una nueva máxima: La Conectividad es el destino”. 
Kevin Kelly, mega editor de WIRED considera que “probablemente es el libro más global jamás escrito… El futuro fluirá según las líneas de conexión descritas en la obra”.

El peopio autor nos explica el alcance de su obra:
“El mapa de ruta de este libro responde a varios vectores interconectados:  
"En primer lugar, la conectividad ha reemplazado a la división como el nuevo paradigma de la organización global. La sociedad humana está siendo sometida a una transformación fundamental en la cual la estructura funcional nos dice mas de cómo trabaja el mundo que las fronteras políticas. El verdadero mapa del mundo debe incluir no solo a las naciones-estados sino a las mega-ciudades, autopistas, ferrovías, oleo y gasductos, cableado de IN y otros símbolos de nuestra emergente civilización caracterizada por la red global”. 
“Segundo, la devolución [neo-vocablo opuesto a la dinámica evolutiva] es la fuerza políticas más poderosa de nuestra era: Por doquier, los imperios se desintegran y la autoridad se disipa alejándose de las capitales centrales hacia las provincias y ciudades que persiguen la autonomía en sus asuntos financieros y diplomáticos. Pero la devolución tiene una contrapartida importante: la agregación. Mientras más pequeñas se hagan nuestras unidades políticas, mas deben fusionarse en comunidades de recursos compartidos en orden para sobrevivir”. 
“Tercero, la naturaleza de la competencia geopolítica está evolucionando de una guerra por el territorio a la guerra por la interconectividad. Competir por la conectividad se traduce en un tira-y-afloja en torno a las cadenas de suministros globales, mercados de energía, producción industrial y los valiosos flujos finanzas, tecnología, conocimiento y talento”. El tira-y-afloja representa el desplazamiento de una guerra entre sistemas (capitalismo vs comunismo) a una guerra interna dentro de un sistema colectivo de una cadena de suministro global. Mientras la guerra militar es una amenaza con alguna frecuencia, la guerra inscrita en una dinámica de tira-y-afloja es una realidad perpetua –a ser ganada por un plan económico maestro mas que gracias a una doctrina militar.”
 “…también se hace obvio que dividir al mundo en unidades políticas es totalmente secundario al hecho que la humanidad se está transformando en una densa civilización urbana situada en las costas marítimas. Para el 2030 más del 70% de la población mundial vivirá en ciudades, la mayoría de las cuales se encontrará a menos de 80 km del mar”. 

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario